Hola, soy Javier.

¡Gracias por tu visita y tus comentarios!

Este es mi blog personal y aquí escribo sobre Internet, tendencias, V&L, cine, fotografía y cualquier otro tema que me parezca que es imprescindible compartir. Si quieres, puedes seguirme por:

13 de agosto de 2014

Cómo no hablar del suicidio de Robin Williams: el mal ejemplo de la Academia

Robin Williams murió por suicidio hace dos días y las redes sociales se han llenado de mensajes de apoyo y de recuerdo. Posiblemente, uno de los más vistos y compartidos es este tweet de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas:

Genie, you're free.

Acompañado por un fotograma de Aladdín, el texto "Genio, eres libre." recuerda uno de los papeles más destacados de Robin Williams y, posiblemente, el papel que cambió la forma de entender el trabajo de los actores de primera línea en las películas de animación.

Hasta este momento, y después de más de 320.000 retweets, este mensaje lo habrán visto unos 70 millones de personas y, sin duda, la intención de la Academia no es otra que recordar con cariño al actor. Pero es importante destacar que este tweet lleva implícito un planteamiento absolutamente inapropiado sobre un tema tan delicado como es el suicidio.

Básicamente, rompe con las recomendaciones establecidas por los expertos en salud pública sobre cómo hablar y cómo no hablar del suicidio. Según Christine Moutier, Directora Médica de la Fundación Americana para la Prevención del Suicicio:

Si este tweet no cruza la línea, se acerca mucho, mucho a ella. El suicidio no debe ser presentado nunca como una opción. Eso puede producir potenciales contagios.

Robert Gebbia, Director General de la Fundación, añade en una nota publicada ayer con el título La información insegura sobre el suicidio puede costar vidas:

Los estudios son claros: los mensajes inapropiados sobre la muerte por suicidio pueden provocar que otros intenten suicidarse.

Vuestra ayuda es especialmente importante al informar sobre la muerte de Robin Williams, ya que vuestra historia llegará a muchas personas, incluyendo a algunas en riesgo que pueden estar contemplando suicidarse. La elección de las palabras, las frases, el contenido importa.

Por favor, tomad un momento para aseguraros de que vuestra información es segura. Podéis estar salvando una vida.

Espero que la muerte de Williams inicie una reflexión sobre el suicidio y la salud mental. Aprovechad la oportunidad de animar a los lectores que padezcan algún problema de salud mental a buscar la ayuda que necesiten para ponerse bien y permanecer sanos.

En la actualidad, esta reflexión no va dirigida únicamente a los periodistas profesionales de los grandes medios de comunicación. En la actualidad, esta reflexión va dirigida también a mí, que escribo en mi blog personal, y también al Community Manager al que le ha tocado gestionar la cuenta de Twitter de la Academia en el mes de agosto. En la actualidad, todos tenemos la capacidad y la responsabilidad de comunicar.

Por ello, me ha parecido muy interesante resumir aquí los puntos que destaca la Fundación en su guía de recomendaciones para informar sobre el suicidio.

Lo que se debe hacer:

  • Trata siempre el suicidio como un problema de salud mental.
  • Incluye enlaces a servicios de tratamiento, señales de alerta y canales de información sobre el suicidio. En España, se puede encontrar ayuda en el Teléfono de la Esperanza llamando al 902 500 002.
  • Incluye historias esperanzadoras.
  • Vigila los comentarios a tus publicaciones para identificar aportaciones dañinas o personas expresando pensamientos suicidas.
  • Contacta con un experto en el tema para conseguir reflejar bien la realidad.

Lo que se debe evitar:

  • Evita enseñar vídeos o fotos del método usado o el lugar.
  • Evita hablar del suicidio o del intento de suicidio en términos de éxito o de fracaso. En lugar de eso, di que ha sido una muerte por suicidio.
  • Evita mostrar una visión romántica de la muerte.
  • Evita decir que los índices de suicidio se disparan, o que hay una epidemia u otros términos contundentes.
  • Evita publicar texto de una nota de suicidio.
  • Evita citar/entrevistar a la policía o a los primeros testigos sobre las causas del suicidio.
  • Evita describir un suicidio como inexplicable o inesperado.

25 de julio de 2014

El efecto Verplanck y la importancia del feedback

Hacer un comentario positivo o negativo, dar las gracias o no hacerlo, retwittear algo interesante, responder un Whatsapp, darle al botón Me gusta, explicar lo que no te ha gustado, reír un chiste, devolver una mirada... Todo esto son posibles respuestas a acciones cotidianas. Todo esto es feedback y tiene mucha más influencia en nuestro comportamiento de lo que habitualmente pensamos.

Un ejemplo que ilustra lo mucho que puede condicionar el comportamiento de los demás el feedback que nosotros damos es el siguiente experimento psicológico:

El efecto Verplanck

Hace un tiempo, unos chicos de la Universidad de Harvard decidieron hacer un experimento con su profesor. Una mañana, antes de empezar una clase, pactaron entre ellos que cuando el profesor se pusiera en la parte izquierda del aula, todos los alumnos sonreirían. Por el contrario, cuando el profesor estuviera en la parte derecha, todos le mirarían con mala cara.

El efecto Verplanck

Además, para no hacerlo de una manera brusca y forzada, acordaron hacerlo progresivamente con una especie de gradiente de buenas y malas caras. Es decir, cuanto más a la derecha, menos sonrisas y más malas caras. Cuanto más se iba acercando a la zona izquierda, más alumnos cambiaban la mala cara por una sonrisa.

El resultado os lo podéis imaginar. El profesor acabó dando la clase pegado a la esquina izquierda del aula y sin saber por qué. Y, de hecho, psicológicamente este es el asunto más interesante: el profesor cambió su comportamiento inconscientemente, gobernado por el feedback que recibía de sus alumnos.

El feedback en el trabajo

En el ámbito laboral, el feedback es un tema esencial siempre que se habla de liderazgo, motivación, comunicación interna dentro de un equipo, etc. Creo que al volver de las vacaciones escribiré otro artículo sobre esto y sobre cómo pueden ayudar las plataformas de colaboración social a hacer fluir este feedback de una manera más eficaz.

Bueno, igual lo escribo o igual no. Supongo que todo depende del feedback que reciba de este... :-)

12 de mayo de 2014

Cuanto mayor es Miss América, más ciclistas mueren atropellados... y otras relaciones espurias

Lo demuestra la siguiente gráfica: en los últimos años la edad de Miss América ha estado claramente correlacionada con el número de ciclistas que mueren tras tener un accidente con un coche, una camioneta o una furgoneta en los Estados Unidos.

Correlación entre la edad de Miss América y las muertes de ciclistas por atropello

Se trata de una relación espuria que, tal como nos explica Wikipedia, es...

En estadística, una relación espuria (o, a veces, correlación espuria) es una relación matemática en la cual dos acontecimientos no tienen conexión lógica, aunque se puede implicar que la tienen debido a un tercer factor no considerado aún (llamado "factor de confusión" o "variable escondida"). La relación espuria da la impresión de la existencia de un vínculo apreciable entre dos grupos que es inválido cuando se examina objetivamente.

En la web Spurious Correlations podemos encontrar miles de estas correlaciones sin sentido aparente, que prueban un principio básico del pensamiento crítico: la correlación no implica causalidad.

Si tienes interés y algo de tiempo, puedes buscar relaciones entre multitud de variables, como el número de divorcios, las diferentes causas de muerte, lo mucho que llueve, el consumo de algunos alimentos o las películas en las que participa Nicolas Cage. Por ejemplo, algunas relaciones curiosas que he encontrado son:

El número de divorcios en Maine está estrechamente relacionado con el consumo de margarina per cápita en USA.

El gasto realizado en ciencia y tecnología está relacionado con el número de suicidios por ahorcamiento.

La cantidad de obras de arte visual con copyright está inversamente correlacionada con el número de mujeres que mueren en NY tras resbalar o tropezar.

Hace algún tiempo leí en algún sitio que nuestro cerebro es una excelente máquina de reconocimiento de patrones. Miramos una mancha en la pared y nos parece que tiene la forma de un gato, escuchamos a la persona que tenemos al lado y nos recuerda a Tyrion Lannister, vemos unas nubes en el cielo y creemos reconocer la silueta del Halcón Milenario... Nuestra mente intenta siempre buscar la relación entre lo nuevo y lo conocido, aunque sepamos que probablemente no exista tal relación.

Por este motivo, si tienes tiempo, Spurious Correlations es un buen sitio para perderlo intentando encontrar un sentido a estas relaciones aparentemente fortuitas. Por ejemplo, yo lo del número de suicidios y las películas protagonizadas por Nicolas Cage lo veo bastante lógico... :-)

22 de abril de 2014

Ya a la venta en Venecia... Poveglia, el lugar más siniestro del mundo

Se la conoce como la isla del no retorno, la isla de la locura o el infierno, aunque su nombre más habitual es el de...

La isla de los muertos

Poveglia, situada en la Laguna de Venecia, cerca de Lido, lleva muchos siglos maldita...

La isla de Poveglia

Quizás todo empezó en 1379 cuando, tras una guerra entre venecianos y genoveses, la isla quedó totalmente abandonada. Dos siglos más tarde, en 1576, la peste bubónica azotó Italia y cuando los cadáveres empezaron a amontonarse en Venecia, las autoridades de la ciudad decidieron llevar a los muertos y a los infectados a Poveglia. Para evitar que la plaga se extendiera, cualquier persona que pudiera estar infectada era inmediatamente trasladada a la isla, donde le esperaba una más que probable muerte y acompañar a otros miles de cadáveres que eran apilados e incinerados en grandes fosas comunes. Durante muchos años, servir de gran crematorio fue su única función y, debido a ello, buena parte del suelo de la isla está formado por las cenizas de aquellos cadáveres.

Vista aérea de Poveglia

En los dos siglos posteriores, Poveglia amplió sus funciones y se utilizó como un control de acceso a la ciudad. Los mercaderes y viajeros que se acercaban a Venecia debían pasar por la isla antes de llegar a la ciudad y hacer la cuarentena —un invento veneciano— para evitar males mayores.

Hospital psiquiátrico en Poveglia

Más recientemente y, tras otro periodo en el que permaneció abandonada, en 1922 se instaló en la isla un hospital psiquiátrico. Los pacientes y residentes advirtieron desde el inicio sucesos extraños, como susurros y apariciones inexplicables. Pero esa no resultó ser su mayor preocupación, ya que el director del hospital comenzó a realizar terribles experimentos con los pacientes.

Durante años, les torturó sometiéndolos a rudimentarias lobotomías y trepanaciones con taladros de mano, cinceles y martillos. Hasta que un día, fruto de su propia locura o arrepentido de sus actos, el doctor se suicidó lanzándose desde lo alto de la torre del campanario.

Hospital psiquiátrico en Poveglia

En 1968, el hospital cerró definitivamente y la isla permanece deshabitada desde entonces. Algunas fuentes estiman que, hasta ese momento, más de 1.000.000 de personas habían muerto en Poveglia.

Campanario de Poveglia Fosa común en Poveglia

La subasta del gobierno italiano

Si te interesa la propiedad y no te incomoda —o incluso te atrae— la historia que acabo de explicar, estás de suerte.

El Gobierno de Italia, que tiene algunos problemas económicos, ha anunciado que la isla de Poveglia, junto con otros edificios públicos, saldrá a subasta pública a través de Internet el próximo 7 de mayo. El afortunado comprador tendrá derecho a la propiedad de una concesión de la isla y sus edificios durante los próximos 99 años.

Al parecer, ya hay algunos inversores que planean construir un hotel de lujo en la isla.

No sé... ¿Hotel de lujo? A mí, con ese pasado entre Poltergeist, Shutter Island y Vértigo, me suena mejor otra cosa...